Hayas

Fagetum

Los bosques de hayas son propios del clima atlántico, aunque en zonas de influencia mediterránea como el Parque Natural de Izki también encontramos hayas debido a las abundantes lluvias durante gran parte del año. Este árbol requiere de luz y altas humedades ambientales durante su fase vegetativa. De hecho, cuando las hojas florecen en primavera, se colocan en horizontal para permitir que entre más luz.

El tronco de las hayas es grueso, liso y gris. Las ramas son muy altas y forman una copa redonda. Los sitios poblados con hayas pocas veces están acompañados de otro tipo de árboles. Son árboles que pueden llegar a vivir 250 años.

ODS 15.a: Aumento de recursos financieros

La pandemia de la COVID-19 ha sido un mazazo a nivel sanitario y económico en todo el mundo. La ONU prevé que los fondos disponibles para proyectos de desarrollo urbano van a disminuir, y las prestaciones de servicios municipales se han reducido entre un 15% y un 25% este año. Estas cifras tienden a empeorar en las ciudades del mundo en desarrollo, cuya infraestructura ya era precaria antes de la propagación del virus.

Unas cifras poco halagüeñas para la biodiversidad, que no es un problema puramente ambiental, sino que abarca cuestiones como la economía, la salud, la justicia social y los derechos humanos. Por ello, la ONU ha recordado tanto a gobiernos como al resto de actores de la sociedad la urgencia de movilizar y aumentar de manera significativa todos los recursos financieros para proteger el medioambiente de cara a la Década de la ONU para la Restauración de los Ecosistemas, que ha empezado este año (2021-2030).